Síguenos

En nuestras redes sociales
Formamos niños y jóvenes apasionados por la vida

Símbolos institucionales

Toca cada parte del logo

EL BÚHO DE MINERVA

Su imagen y simbología se arraigan en la tradición grecolatina. Es el compañero de Atenea o Minerva, diosa de las artes y la sabiduría. Representa nuestra búsqueda de la verdad a través de la reflexión y del diálogo. El vuelo del búho simboliza, por un lado, el viaje interior de cada persona, su autodescubrimiento que no termina nunca, esa búsqueda de sí mismo. Pero, por otro lado, también la exploración del mundo a través del asombro que nos brindan la ciencia y el arte. Expresa nuestra aspiración a formar niños y jóvenes sabios y buenos.

EL ÁRBOL DE LA PAZ

Este símbolo hunde sus raíces en nuestra historia pasada y reciente, en ese suelo que tantas generaciones de colombianos han trasegado con dolores y tormentos sin fin, pero también con ilusión y esperanza. Cuando se firmaron los acuerdos de paz con las Farc, más allá de las diferentes posturas ideológicas, nosotros realizamos un acto comunitario cargado de simbolismos y anhelos colectivos. Para ello sembramos El Árbol de la Paz, y lo acompañamos de una cápsula del tiempo que contiene nuestros sueños de una patria digna y humana. Somos conscientes de que la paz en Colombia es un camino arduo y con muchas contradicciones, pero creemos que uno de los propósitos esenciales de la educación es aprender a convivir como humanos, es decir como hermanos. Y esto solo se logra si cada niño se convierte en un sembrador de paz, que respeta la vida de todos y aprende a cuidar esta gran casa común que es nuestra madre tierra.

LA CAMPANA DE LA COMUNIDAD

Las campanas son un poderoso símbolo del imaginario colectivo de la humanidad. Las campanas siempre convocan, llaman y anuncian. Hay campanas que anuncian momentos tormentosos y campanas que convocan a momentos de júbilo. Pero hay algo que retumba en el repiquetear de las campanas: que somos comunidad y que hemos sido convocados a emprender tareas colectivas que transformen nuestra vida y que desplieguen nuevas posibilidades de una vida plena para todos. La campana simboliza, por tanto, el vigor creativo de la comunidad, nuestra vocación a construir un mundo mejor a partir del talento, el deseo de ser y la pasión intelectual de cada uno.

 
Osabana